22 Jan, 2022

Nuevos documentos biográficos sobre José de Torres

Publicado Por: Toni Pons Visitas: 636

La localización de nuevos documentos sobre el músico y compositor madrileño permiten completar su biografía, desvelando la hasta ahora desconocida fecha de su nacimiento.

Hasta ahora se desconocía la fecha de nacimiento de José de Torres, organista y luego maestro de la Real Capilla, y uno de los más afamados compositores de su tiempo. Tradicionalmente se había fijado su nacimiento en el año 1665, siendo el primero en proponer esta fecha Hilarión Eslava, cuando editó una obra de Torres en su Lyra Sacro Hispana (1852). Begoña Lolo propuso en su monografía La música en la Real Capilla de Madrid: José de Torres y Martínez Bravo (Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid, 1988) que Torres debió nacer entre 1670 y 1672, inclinándose por la primera fecha. A la hora de argumentar esta fecha, Begoña Lolo aportaba un memorial del Patriarca de las Indias de 1692 en el que se afirmaba que Torres había estado 12 años sirviendo en la Real Capilla, desde el momento en que ingresó en el Colegio de los Niños Cantorcicos. Como los niños se admitían en el colegio entre los 7 y los 10 años y, según el memorial citado, Torres ingresó en el año 1680, era de suponer, por tanto, que nació entre 1670 y 1672 (Begoña Lolo…, pp. 69-70).

Antoni Pons Seguí ha localizado recientemente la partida de bautismo de Torres en la Parroquia de San Sebastián, con lo que las dudas sobre la fecha del nacimiento del compositor ya han sido resueltas. La partida es la siguiente:

En la Iglesia Parochial [sic] de San Sebastián de esta Villa de Madrid, en diez y ocho días del mes de marzo de mill [sic] y seiscientos y setenta años. Yo El.do [=el licenciado] Don Francisco Pacheco, con licencia de el señor cura de esta dicha Iglesia, puse los sanctos óleo y chrisma a Joseph, por haberle echado [el agua] en su casa El.do [=el licenciado] Domingo del Río, presbítero, que nació en veinte y ocho de febrero de este dicho año, hijo de Gerónimo de Torres y la Vega y de Doña Antonia Martínez Bravo, su legítima mujer, que viven en la calle de Santa Ysabel. Fueron sus padrinos Mathías de Torres, a quien advertí el parentesco espiritual, y lo firmé, fecho ut supra.

Eldo Fran.co Pacheco [rúbrica]

Parroquia de San Sebastián de Madrid, Bautismos, Libro 16, fol. 166v.

 

Así, pues, José de Torres nació el 28 de febrero de 1670.

Diego de Torres era hermano de José de Torres. Llegó a ser canónigo de la Catedral de León en 1708. En su expediente de limpieza de sangre leemos más información sobre su familia:

Don Gerónimo de Torres y Doña Antonia Martínez Bravo, vecinos y naturales de la villa de Madrid, que dista de esta ciudad cincuenta y cuatro leguas, y el dicho Don Gerónimo [es] originario de la villa de Utiel, reino de Valencia, que dista de dicha villa de Madrid treinta y tres leguas, y doña Antonia [es] originaria de la ciudad de Valencia, que dista de dicha villa de Utiel doce leguas.

Abuelos paternos. Fueron mis abuelos paternos Phelipe de Torres, natural y originario de la villa de Utiel, y doña Elena María de la Vega, natural y originaria de dicha villa de Madrid.

Abuelos maternos. Vicente Martínez, natural y originario de la ciudad de Valencia, y doña Ana Bravo, natural y originaria de la villa de Madrid.

Todos los cuales, ya difuntos, fueron mis padres y abuelos paternos y maternos legítimos y de legítimo matrimonio […]

A tres días del mes de mayo del año de mil setecientos y ocho.

Licenciado Don Diego de Torres [rúbrica]

Archivo catedralicio de León, Expedientes de limpieza de sangre, nº 5954.

 

Hemos descubierto, además, que José de Torres fue cantor del Real Convento de la Encarnación en 1685, según un documento conservado en el Archivo General de Palacio:

En el dicho día 25 de julio de 1685 entró por hermano de la Hermandad Don Joseph de Torres, Músico cantor del Convento Real de la Encarnación. Juró guardar las Ordenanzas y lo firmó en dicho día.

Joseph de Torres [rúbrica]

AGP, Registros, 5495: Libro general de entradas de Hermanos en la Real Hermandad de Criados de S.M. Da principio en 21 de noviembre del año de 1604, estando la Corte en Valladolid, fol. 178v.

En enero de 1695 José de Torres se casó con Teresa de Eguiluz. Antoni Pons Seguí ha encontrado el expediente matrimonial en el Archivo Histórico Diocesano de Madrid. En este expediente se lee lo siguiente sobre los contrayentes:

Parroquianos de San Martín. Tocó a Ulloa
en 29 de diciembre 1694

[…]

La contrayente

En la villa de Madrid a veinte y nueve días del mes de diciembre de mil seiscientos y noventa y cuatro años, el licenciado Don Alejo López de Zalvid, Fiscal Eclesiástico de la Audiencia Arzobispal de esta villa, por ante mí el notario, recibió juramento por Dios Nuestro Señor y una señal de Cruz en forma de la que dijo ser la contrayente, la cual habiendo jurado prometió decir verdad y preguntada: Dijo se llama Doña Theresa Fausta de Eguiluz y es natural de Madrid, hija de Don Joseph de Eguiluz y Doña Isabel Montero; que es parroquiana de San Martín toda su vida, viviendo en la calle del Olivo Baja, casas que administra Don Joseph Durán, y que siempre ha sido y es libre y soltera, no casada ni tiene dada palabra de casamiento a persona alguna, ni hecho voto de religión ni castidad, ni tiene parentesco ni impedimento alguno que la embarace el casarse con Don Joseph de Torres, con quien lo quiere hacer de su libre y espontánea voluntad, todo lo cual dijo ser la verdad so cargo de su juramento en que se afirmó y lo firmó, y que es de edad de diez y siete años, y lo firmó dicho fiscal:

 

Da teresa fausta deguiluz [rúbrica]                  Antemi
                                                                    Alberto de Ulloa [rúbrica]

El contrayente

En la villa de Madrid, dicho día, mes y año dichos, yo notario recibí juramento por Dios Nuestro Señor y una señal de Cruz del que dijo ser el contrayente, el cual habiendo jurado prometió decir verdad y preguntado: Dijo se llamaba Don Joseph de Torres y es natural de Madrid, hijo de Don Jerónimo de Torres y Doña Antonia Martínez Bravo; que es parroquiano de San Martín de más de diez años a esta parte, por vivir en la Calle de Leganitos, casas de Don Miguel de los Herreros; dos años y medio. Y antes en la misma calle en el Colegio de los Músicos de Su Majestad, y que siempre ha sido y es libre y soltero, no casado ni tiene dada palabra de casamiento a persona alguna, ni hecho voto de religión ni castidad, ni tiene parentesco ni impedimento alguno que le embarace casarse con Doña Theresa Fausta de Eguiluz, con quien lo quiere hacer de su libre y espontánea voluntad, todo lo cual dijo ser la verdad so cargo de su juramento en que se afirmó y firmó, y que es de edad de veinte y cuatro años.

D. Joseph de Torres [rúbrica]                           Antemi
                                                                     Alberto de Ulloa [rúbrica]

 

Archivo Histórico Diocesano de Madrid, Provisorato y Vicaría Eclesiástica del Fondo del Obispado de Madrid-Alcalá, Expedientes Matrimoniales, signatura 3381/21.

 

La partida de matrimonio localizada es la siguiente:

Don Joseph de Torres con Doña Theresa Fausta de Eguiluz = velados en 12 de enero de 1699.

En la villa de Madrid a tres días del mes de enero año del Señor mil seiscientos y noventa y cinco, yo Fray Martín Martínez, teniente cura de esta Iglesia Parroquial de San Martín de dicha villa, en virtud de un mandamiento del señor licenciado Don Alonso Portillo y Cardos, Vicario de Madrid y su partido, que pasó ante Domingo de Goytia, notario, por Francisco de Campos, su fecha de dicho día, habiéndose hecho las tres amonestaciones que manda el Santo Concilio de Trento, en tres días de justa […] la misa mayor, que fueron viernes treinta y uno de diciembre, sábado primero y domingo dos del corriente, y no habiéndose descubierto impedimento alguno legítimo, y después de habérseles tomado su mutuo consentimiento, desposé solemnemente por palabras de presente que hacen verdadero y legítimo matrimonio a Don Joseph de Torres, natural de esta dicha villa, hijo de Don Jerónimo de Torres y de Doña Antonia Martínez Bravo, con Doña Theresa Fausta de Eguiluz, natural también de esta villa, hija de Don Joseph de Eguiluz y de Doña Isabel Montero, siendo presentes por testigos conocidos Don Pablo Simón Romena, Don Pedro García, presbítero, y Don Joseph Adalid, hice este desposorio calle del Olivo Baja, casas adjuntas a las de Phelipe Baudot, y lo firmé:

Fray Martin Martinez [rúbrica]

Archivo Histórico Diocesano de Madrid, Parroquia de San Martín (Madrid), Libro 11 de matrimonios, fol. 2r.

 

En 5 de junio de 1736 murió Teresa Eguiluz, según partida de defunción que ha encontrado Antoni Pons Seguí:

Doña Theresa Eguiluz, mujer que fue de Don Joseph de Torres, e hija de Don Joseph Eguiluz y de Doña Isabel Montero, ya difuntos, parroquiana de esta Iglesia, calle de Leganitos, casa [d]el Colegio del Rey, otorgó poder para testar en compañía del [fol. 3] dicho su marido, ante Clemente Bringas, escribano que fue de S.M. en veinte y uno de enero de mil setecientos y veinte y dos, dándosele el uno al otro, y se nombraron testamentario único, y por herederos nombraron a Don Joseph y Don Manuel de Torres, sus hijos legítimos. Recibió solo la santa unción. Murió en cinco de junio de mil setecientos y treinta y seis años. Enterrose de secreto en el Convento de Nuestra Señora del Carmen Calzado de esta corte, con licencia del señor teniente vicario. Pagó a la fábrica doce ducados.

Archivo Histórico Diocesano de Madrid, Parroquia de San Martín (Madrid), Libro 16 de Defunciones, fol. 292v.

 

En septiembre de 1737 Torres se casó en segundas nupcias y en secreto con Agustina Enciso. Antoni Pons ha encontrado también este expediente matrimonial en el Archivo Histórico Diocesano de Madrid. En este expediente leemos lo siguiente sobre los contrayentes:

Parroquianos de San Martín y San Sebastián. Tocó a Soto en 16 de septiembre de 1737.

[…]

 

El contrayente

En la villa de Madrid, a diez y seis días del mes de septiembre año de mil setecientos y treinta y siete, yo el presente notario del número de esta Audiencia, en virtud de la comisión que por el pedimento antecedente se me da y concede, recibí juramento por Dios y una cruz en forma de derecho de Don Joseph de Torres, que dijo ser el contrayente, el que habiendo jurado prometió decir verdad y preguntado: Dijo se llama del nombre y apellido expresado, que es natural de esta corte, viudo de Doña Theresa Fausta de Eguiluz, con quien estuvo casado e hizo vida maridable, hasta que hará año y medio falleció la susodicha y el que declara la vio muerta naturalmente y está enterrada en el Convento del Carmen Calzado de esta corte, y es parroquiano de San Martín siempre por vivir en el Colegio del Rey, en la calle de Leganitos, y que después que enviudó no se ha vuelto a casar ni de ello tiene dada palabra a persona alguna, hecho voto se ser religioso ni de guardar castidad, parentesco en ningún grado prohibido ni ningún canónigo impedimento que le embarace contraer matrimonio con Doña Agustina Enciso y Aguado de su libre voluntad, y para ejecutarlo con toda brevedad y secreto pide y suplica al señor Vicario de esta villa se sirva dispensar las tres amonestaciones que dispone el Santo Concilio a causa de vivir él en una casa de comunidad que es el Colegio del Rey, y desigualdad en la edad uno y otro, y no saberlo los parientes de ambos, por cuyas razones pretende dicha dispensa, todo lo cual dijo ser la verdad, so cargo de juramento, hecho en que se afirmó y lo firmó, porque dijo saber, y que es de edad de cincuenta años poco más o menos:

D.n Joseph de torres [rúbrica]                          Antemi

                                                                     Gregorio de Soto [rúbrica]

[…]

La contrayente

En la villa de Madrid, a diez y siete días del mes de septiembre de mil setecientos y treinta y siete, yo el presente notario, en virtud de la comisión que por el pedimento antecedente se me da y concede, recibí juramento por Dios Nuestro Señor y una cruz en forma de derecho de Doña Agustina Enciso y Aguado, contrayente, la cual habiendo jurado prometió decir verdad y preguntado [sic] dijo se llama Doña Agustina Enciso y Aguado, como deja dicho, que es natural de esta corte, hija de Don Diego Enciso y de Doña Luisa de Aguado, y es parroquiana de San Sebastián de más de ocho años a esta parte, por vivir actualmente en el Retiro y haber vivido y [sic] también en el Colegio del Loreto, y que siempre se ha mantenido y al presente se mantiene libre y soltera, que no es ni ha sido casada ni de ello tiene dado palabra a persona alguna, hecho voto de ser religiosa ni de guardar castidad, parentesco en ningún grado prohibido de consanguinidad, afinidad ni espiritual ni otro ningún canónigo impedimento que la embarace el casarse con Don Joseph de Torres. Y para ejecutarlo con toda brevedad y secreto pide y suplica al Vicario de esta villa se sirva dispensar las tres amonestaciones que dispone el Santo Concilio en atención a vivir el contrayente en una casa de comunidad, que es el Colegio del Rey, y haber desigualdad en la edad de este y la declarante, y no saberlo los parientes de uno ni otro, por cuyas pretende dicha dispensa, todo lo cual dijo y declaró ser la verdad so cargo de juramento, hecho en que se afirmó y ratificó, y lo firmó, y que es de edad de diez y nueve años poco más o menos.

 

Agustina enciso i aguado [rúbrica]                  Antemi

                                                                   Gregorio de Soto

 

Archivo Histórico Diocesano de Madrid, Provisorato y Vicaría Eclesiástica del Fondo del Obispado de Madrid-Alcalá, Expedientes Matrimoniales, Signatura 3902/10.

 

Según este expediente, el matrimonio se hizo en secreto, sin saberlo los parientes de ambos contrayentes, quizá porque la diferencia de edad entre ellos era escandalosa: la contrayente, Agustina Enciso y Aguado, tenía 19 años «poco más o menos» (posiblemente menos) y había vivido en el «Colegio del Loreto», lo que quiere decir que era huérfana, pues el colegio al que se refiere el expediente es el Real Colegio de niñas huérfanas de Nuestra Señora de Loreto. Torres afirmó que su edad era entonces de «cincuenta años poco más o menos», aunque en realidad tenía 67 años. Con esta mentira seguramente quiso maquillar la notable diferencia de edad.

La partida de matrimonio es la siguiente:

En veinte y nueve de Septiembre de mill [sic] setecientos y treinta y siete años, con mandamiento del Señor Licenciado Don Pedro Clemente de Aróstegui, Canónigo Dignidad de la Santa Iglesia de Toledo y vicario de esta villa de Madrid y su partido, ante Gregorio de Soto, notario, en fecha de diez y siete de dicho mes y año, habiendo dispensado las tres amonestaciones que el Santo Concilio manda y no resultado impedimento, Yo Don Joseph Montero de Espinosa, presbítero Dignidad de la Santa Iglesia de León, con licencias in scriptis del Señor Licenciado Don Raphael Martinez, cura Ecónomo de la Iglesia Parroquial de San Sebastián de esta villa, desposé por palabras de presente a Don Joseph de Torres, viudo de Doña Theresa Fausta de Eguiluz, con Doña Agustina Enciso y Aguado, hija de Don Diego Enciso y Doña Vicenta Luisa de Aguado, naturales dichos contrayentes de esta Corte, siendo testigos Don Joseph Félix Aguado, Don Juan Montero y Pedro Germán, y lo firmé:

D.n Joseph Montero de Espinosa [rúbrica]

[al margen:] Don Joseph de Torres, con Doña Agustina Enciso / en 24 de octubre de 1737 se dio certificación para velarse en San [Martín] de esta Corte / Colegiala en el Real [Colegio] de Loreto en el Buen Retiro.

Archivo de la Parroquia de San Sebastián de Madrid, Libro 19 de matrimonios, fol. 392v.

 

Como indica la anterior partida, la velación se hizo más tarde, en la Parroquia de San Martín (Begoña Lolo…, pp. 98-99):

En Iglesia Parroquial de San Martín de Madrid, a diez de febrero de mil setecientos y treinta y ocho años, yo, Fray Mauro Plaza, Teniente Cura de dicha Iglesia, por una certificación de Don Juan Barajo y Velasco, Teniente cura de la Iglesia Parroquial de San Sebastián de esta villa, por la cual consta estar legítimamente desposados en veinte y nueve de Septiembre de mil setecientos y treinta y siete Don Joseph de Torres, natural de esta villa, viudo de Doña Theresa Eguiluz, con Doña Agustina Enciso  y Aguado, natural de dicha villa, hija de Don Diego García Encisco y de Doña Vicenta Aguado; y en su virtud les di las bendiciones nupciales, y lo firmé:

Fr. Mauro Plaza [rúbrica]

Archivo Histórico Diocesano de Madrid, Parroquia de San Martín (Madrid), Libro 20 de matrimonios, fol. 9.       

 

Raúl Angulo  y Antoni Pons