12 Feb, 2017

10 años de Ars Hispana

Publicado Por: Toni Pons Visitas: 360

La historia de Ars Hispana. Ante el décimo aniversario de su fundación.

En el principio, reinaba el caos…

...en mi escritorio. Era 2006. Yo trataba de compaginar mi último año de Bachillerato con las clases en el Conservatorio. Llevaba unos tres años practicando con la flauta travesera barroca y mi interés hacía la música antigua española había ido en aumento, así que decidí investigar un poco más sobre el repertorio español para flauta travesera. Me enteré de que, en noviembre de ese año, la Orquesta Barroca de Sevilla y la soprano María Espada daban un concierto en el Festival de Úbeda y Baeza con obras del siglo XVIII procedentes de las catedrales de Cádiz y Málaga –programa que se grabó posteriormente en CD-, así que me fui para allá junto con mi compañero flautista Alberto Trujillo. Durante el concierto, enseguida me llamó la atención un compositor: Juan Francés de Iribarren (1699-1767). Interpretaron una cantada con flautas que me fascinó, titulada “Delicioso clavel”. Al volver a casa decidí investigar un poco más acerca de Iribarren. Me compré un libro rarísimo en inglés titulado XVIII Century Spanish Music Villancicos of Juan Francés de Iribarren (Latin American Literary Review Press, 1988) escrito por Marta Sánchez (no, no es la del grupo Olé Olé). Además, los del Centro de Documentación Musical de Andalucía me mandaron amablemente un montón de catálogos, entre ellos el de la catedral de Málaga. Pude localizar en él más de 40 obras con flauta travesera de Iribarren. Viendo el catálogo de obras, me moría de ganas por poder interpretar algo de esa música.

Fue en esa época cuando conocí a mi compañero Raúl Angulo. Estuvimos largo rato hablando de Iribarren y me comentó que estaba trabajando con un grupo madrileño, Opera Omnia, y que sería buena idea  prepararles un programa monográfico sobre Iribarren. Nos pusimos entonces manos a la obra, rellenando papeleos para el cabildo de la catedral de Málaga, viajando a Granada para conseguir copias de los manuscritos en el CDMA, seleccionando las obras y, finalmente, transcribiéndolas. El concierto se hizo finalmente realidad en mi estimada isla, Mallorca, en tal de 2007 -tengo que dar las gracias al por entocnes organizador de los Concerts a la fresca de Andratx, Miquel Àngel, por darnos esa oportunidad-. Fue una gozada poder participar en el concierto e interpretar obras como la pastoril cantada Por aquel horizonte, la cantada a dúo –con una preciosa canción de cuna-, o el divertido negrillo A ziol chocorrotiya. Podemos decir que ese concierto fue el germen de Ars Hispana.

2007 fue el año clave. Raúl y yo decidimos crear una asociación, que llamamos AREPAME (Asociación para la Recuperación del Patrimonio Musical Español) –asociación que acabaría tomando la denominación actual: Ars Hispana–. Pero justo un año después tuvimos nuestra primera triste noticia: un músico había publicado a su nombre transcripciones que le habíamos mandado. Este suceso nos animó a contestar con nuestra propia edición, con las mismas obras publicadas por el susodicho –esta vez revisadas y corregidas– y otras más que habíamos descubierto. Apareció así nuestra primera publicación, la Obra completa de José Español, a la que le siguieron tres volúmenes de obras de Diego Pérez de Camino y uno de nuestros mayores hallazgos, la zarzuela totalmente cantada Coronis de Sebastián Durón, que hasta entonces había permanecido como obra anónima.

A finales de 2009, la Fundación Gustavo Bueno acogió nuestro proyecto editorial y nos trasladamos a Oviedo. Desde entonces llevamos publicados en su editorial cerca de 60 volúmenes de música española. A lo largo de estos años hemos colaborado con varios grupos de música, que han confiado en nosotros para interpretar y dar a conocer obras de música hispana inédita en sus conciertos.

Sobra decir la satisfacción que sentimos cuando los músicos interpretan las obras que transcribimos. Pero la satisfacción es doble cuando estos músicos, con los que nos encanta trabajar, nos premian por nuestra labor. Y es que mi compañero Raúl Angulo fue galardonado por la asociación GEMA con el premio a la mejor Investigación 2015 por su programa de zarzuelas de Sebastián Durón, en colaboración con el ensemble El Parnaso Español y las sopranos Carmen Botella y Verónica Plata. ¿Qué más se puede pedir?

Empezamos ahora una etapa con nueva web, nuevo logo, nuevas ediciones, nueva sede, nuevos conciertos, nuevo blog… Una etapa llena de ilusión. Porque todo esto no es nada más que el principio. La gran historia de Ars Hispana está todavía por escribir.

Toni Pons

Etiquetas: Ars Hispana